Aprovechando que la temperatura y el tiempo ayudan he decidido continuar mi serie “Entre Nereidas y Hespérides“, por lo que a primera hora de la mañana me desplacé a la costa junto con Cristina para ejecutar una sesión con el romper de las olas como música de fondo.

La sesión transcurrió de forma tranquila y me dejó muy satisfecho con los resultados, además he de agregar que al final dio para mucho material por lo que lo publicaré en varias entradas, y alguna que otra foto “detrás de las cámaras”.