Luego de unas largas vacaciones :-) hay que volver al trabajo, y la verdad sea dicha, no hay mejor manera que hacer lo que uno disfruta más, o sea, una pedazo de sesión con una impresionante de modelo como lo es Emma, con la que ya he trabajado antes con muy buenos resultados.

Tengo que decir que fue todo un lujo de sesión en muchos aspectos, ya que estuvimos concentrados y conectados desde el primer momento en un ambiente relajado y en confianza, con apenas alguna que otra pausa para terminarnos un delicioso té con leche que nos sirvió de bienvenida ;-) fue todo muy intenso y a la vez relajante, ambos dimos mucho y eso creo que se nota en la calidad del resultado obtenido.