La tan esperada y largamente rumoreada Nikon D800 y su hermana gemela, la D800E por fin vieron la luz hoy según comunicado oficial del fabricante nipón. La nueva HD-SLR viene con una resolución de imagen absolutamente impresionante, nada menos que 36.3 megapixel en un sensor CMOS con formato FX (35mm de los de toda la vida), un sistema de medición RGB mejorado de 91.000 pixel, reconocimiento de rostros, sensibilidad nativa de 100 hasta 6400 ISO (50 a 25600 expandido), doble tarjeta de memoria (CF y SD) y un largo etcétera que harán las delicias de todo aquel que pueda permitirse comprarla.

Con diferencia, uno de los factores que más llama la atención de esta nueva “bestia” de Nikon es su asombrosa resolución de 36.3 megapixel, con lo que se posiciona por encima de la muy popular Canon EOS 5D mark II con 21 megapixel, e incluso de la Nikon D3x que en su momento nos asombraba con unos nada despreciables 24.5 megapixel, esto significa que esta SLR está más cerca de compararse con cámaras de medio formato que con equipos de su misma categoría. Y más cierto aún es si tomamos en cuenta que al igual que las cámaras de medio formato, la D800E viene sin filtro de paso bajo (Low-pass filter) o como también se le conoce: filtro anti-aliasing, el cual sirve para corregir el efecto moiré que puede presentarse en fotografías con ciertos patrones de repetición, lo cual redundará en una mayor fidelidad y nitidez de las imágenes capturadas.

Otros factores a resaltar son, por ejemplo, que la sensibilidad ISO viene con una base de 100 y no de 200 como antiguamente era costumbre de este fabricante, y tomando en cuenta el “forzado” tenemos un amplio rango de trabajo desde 50 hasta 25600 ISO, lo que nos permitirá fotos en condiciones de luz bastante precarias.

También vendrá con el sistema de enfoque ya mejorado en la reciente D4, el nuevo sistema de medición avanzado de reconocimiento de escena, el 3D Color Matrix Meter III, el cual es capaz de usar una base de datos interna de más de 30000 imágenes para comparar los datos de la toma, además de permitir el reconocimiento de rostros.

Total que tenemos una nueva opción en el mercado repleta con los últimos avances del mundo de la fotografía profesional, pero todo tiene un precio, y por lo visto el precio de esta cámara rondará los 2700€ y llegará a los 3000€ para el modelo sin filtro AA.