Fujifilm vuelve a asombrarnos con su nuevo lanzamiento: la X-Pro1, y digo vuelve a asombrarnos, porque el año pasado nos presentaba la muy envidiada X-100 (y luego su versión más ligera: la X-10), cámara que mucho antes de salir a la venta ya tenía a todo el mercado fotográfico revolucionado con su exquisita línea retro y novedades técnicas. Sin embargo, a muchos usuarios no les terminaba de convencer que esta no tuviera la capacidad de intercambiar sus objetivos, característica más que deseable, sobre todo en una cámara con un precio que supera los 1.000 €, por lo que en el fondo no dejaba de ser una “compacta” con mucho estilo y grandes prestaciones, pero “compacta” al fin y al cabo.

La X-Pro1 pasa a cumplir el sueño de muchos fotógrafos, con un diseño retro, objetivos intercambiables (una EVIL en toda regla), un sensor CMOS de tamaño APS-C novedoso (X-Trans lo denomina la marca) por su sistema de filtros, 6 fps, sensibilidad de 25.600 ISO grabación de vídeo y muchos controles manuales que harán las delicias de aquellos afortunados que le echen el guante.

Sí, he dicho afortunados, ya que su precio rondará los 1.700 € ¡sólo el cuerpo! con un objetivo superará con facilidad los 2.100 € :’-( lo dicho, todo un pedazo de cámara… ¡quien le echara el guante!