Después de una larga espera y una enorme cantidad de rumores, Nikon decide presentarnos su nuevo buque insignia, la Nikon D4, que viene a sustituir a la D3S y que, con sus 16,2 megapíxeles y una velocidad de disparo de 11 fps, claramente será la competidora directa de la recientemente anunciada Canon EOS 1-D X.

Corríjanme si me equivoco, pero creo que ha sido un paso razonable y no un enorme salto desde la D3S, han sido bastante moderados en la subida de sus megapíxeles y velocidad, una duración enorme del obturador y una pantalla un poco más grande. No deja de desconcertarme el que decidieran sacrificar las dos ranuras de CF para dar cabida al nuevo formado de CF XQD, aunque he de admitir que es un movimiento inteligente que pretende servir de puente entre ambos formatos.

Por lo visto las grandes mejoras que trae, están muy enfocadas en el mundo de la grabación de vídeo, con una gran variedad de velocidades: 24p, 25p, 30p, 50p y 60p; además de ofrecer codificación en formatos H.264/MPEG-4

¿Las novedades? esta cámara nos ofrece, entre otras cosas, las siguientes características:

  • Sensor CMOS FX 16.2 Megapíxeles
  • Velocidad de disparo de 11 fps
  • Procesador EXPEED 3 para conversión de imágenes a 14 y 16 bits
  • Sensibilidad ISO desde 100 a 12800 (50 a 204800 forzando)
  • Pantalla LCD de 3,2″ y resolución de 922.000 puntos
  • Tres modos de recorte: 5:4, aumento de 1,2 y formato DX
  • Obturador de alta duración, unos 400.000 disparos
  • Grandes mejoras a nivel de grabación de vídeo
  • Soporte para almacenamiento en las nuevas tarjetas XQD
  • Reconocimiento de rostros

Al igual que la Canon EOS 1-D X no esperes una “ganga”, ya que se estima que cueste por encima de los 5.500,00 €