Esta sesión la llevé a cabo en el sur de la isla de Tenerife, en una cala hermosa y bastante singular, que dicho sea de paso… yo no la conocía; este emplazamiento me fue sugerido por la modelo ¡gracias Giulia!, es un sitio muy tranquilo y la verdad es que desprende energía vital y serenidad de cada piedra y grano de arena que lo conforma.

Bueno, aunque ya lo mencioné, para esta serie de fotos conté con la ayuda de Giulia que me sirvió de modelo (y también de guía) y tengo que añadir que el sitio nos iba como anillo al dedo, ya que Giulia es pura energía y vitalidad.