Hace un mes o poco más que se me metió en la cabeza el llevar a cabo un par de proyectos que implicaban desnudo en exteriores, no es la primera vez, he de admitirlo, la diferencia es que esta vez me decidí a buscar algunas modelos para empezar a desarrollar el mismo, de esta forma conocí a Andrea, una agradable chica de gran belleza, me comentó que no tenía experiencia pero sí muchas ganas de trabajar, por lo que procedimos a hacer primero una sesión de pruebas en estudio para aclimatarnos el uno al otro, y de esa sesión surgieron estas fotos.

Mejor no pudo ser, ya que resultó ser una modelo impresionante y gran colaboradora. Y como una imagen vale más que mil palabras, vean el resultado y compruébenlo ustedes mismos.

En el desarrollo de la primera parte de la sesión usamos un fondo negro para las primeras poses y luego otro fondo con un diseño abstracto. La serie que obtuvimos con el primer fondo decidí convertirlas a blanco y negro y dejar la última parte de la sesión a color.