Muchas personas han oido hablar del fotógrafo granadino Fran Russo, grande entre los fotográfos de bodas de nuestro país, algunos le odian otros le aman, pero les aseguro que una vez que conoces a este genio de la fotografía es imposible que te quedes indiferente. Es lo que me pasó a mi desde que tuve el privilegio de asistir a uno de sus seminarios, sus ideas y filosofia al principio parecen radicales, pero logra transmitir una gran seguridad y confianza a todo lo que profesa, realmente es muy dificil no sentirse atrapado por su carisma.

Desde el momento que terminé el seminario, decidí probar algunas de sus técnicas para ver como me iba, he de admitir que es bastante abrumador y no es fácil aplicar este estilo, pero una vez que empecé ya no podía parar y el entusiasmo me embargó. Puedo decir que no será la última vez que use esta técnica que para mi transmite mucha luz y nos permite centrarnos en las personas y emociones que transmiten.

Los modelos que me ayudaron en esta sesión son ¡nada menos que mi familia!, espero que disfruten de las fotos con un estilo diferente y original.

Animo a todos los que visitan mi página a que comenten y compartan conmigo vuestros sentimientos y opiniones. ¡Gracias por el apoyo!