Este calendario solidario nació de la iniciativa propuesta por los representantes del local para el ocio El Rincón Terraza (en especial hay que agradecer a Gustavo Iborra como el padre de esta propuesta), que concienciados de las dificultades económicas actuales, deciden emprender este proyecto para beneficiar a los niños con autismo.

De ahí parte la idea y el reto, que acepté sin dudarlo junto a mi buen amigo y también fotógrafo Sergio Déniz, con el cual ya había compartido otras batallas con anterioridad. La temática la dejaron abierta a nuestras propuestas, con la única directriz de que el logo del local debía aparecer insinuado como parte del decorado.

Así que el desafío estaba sobre la mesa, y ese era nuestro único punto de partida, pronto las ideas fueron fluyendo y plasmándose como simples bocetos sobre el papel, la pasión flotaba en el aire y le seguían alocadas propuestas para solucionar la pose e iluminación requerida.

Sesión a sesión y foto a foto obtuvimos el resultado que pueden observar aquí y del que estamos plenamente satisfechos. Hicieron falta más de 90 horas de fotografía y revelado para obtener las 14 imágenes que seleccionamos de entre más de 3.000 fotografías tomadas.

¡Muchas gracias a los 25 chicos y chicas que trabajan en El Rincón Terraza y que se ofrecieron como modelos, sin su esfuerzo esto no hubiera sido posible!

Los beneficios de la venta de estos calendarios se destinaron por completo a la Asociación de Personas con Trastornos Generalizados del Desarrollo (ACTRADE) que es un grupo de personas que están luchando por hacer la vida de los niños afectados por el Autismo, así como la de sus familiares, un poco más fácil al proporcionarles medios para que puedan lograr integrarse a la sociedad. Si deseas ayudar a estas personas y adquirir alguno por favor ponte en contacto con la asociación ACTRADE en: www.actradecanarias.org

Las siguientes son algunas de las fotos usadas en el calendario y/o en su promoción.